La telefonía móvil perdió en septiembre 242.241 líneas. Es el octavo mes consecutivo de retrocesos, según las últimas cifras de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Las pérdidas son mayores que en el anterior mes, pese a que la estación veraniega suele ser tradicionalmente baja.

El retroceso del móvil se debió, en buena parte, una vez más a los registros de Movistar y Vodafone, que en el último mes perdieron 253.520 y 178.300 líneas, respectivamente; pérdidas que no son compensadas por las ganancias de las operadoras móviles virtuales (OMV), que ganaron 124.870 líneas, con lo que lideraron la ganancia neta de líneas. En general, el segmento prepago contabilizó 228.000 líneas menos, mientras que las datacards o USB disminuyeron en 67.893 líneas.

La portabilidad, con 393.384 cambios de operador, retrocedió un 16,1% respecto al mismo mes del año anterior. En lo que respecta a los saldos por operadores, Movistar queda con unas pérdidas mensuales de 95.831 líneas mientras que Vodafone se dejó 43.766. Orange sumó 31.656 líneas, Yoigo ganó 36.885 mientras que el conjunto de los operadores virtuales lideró la ganancia neta en portabilidad con 71.056 líneas en septiembre.

Pese a estos malos datos para la telefonía móvil, la banda ancha fue el único segmento que consiguió aumentar su base de clientes en el mes, con una ganancia destacable de 50.090 líneas, más del doble que en el mes anterior. La comercialización de la fibra hasta el hogar (FTTH) registró un aumento de 11.015 líneas y el parque total es ya de 270.621 líneas, la mayor parte de Telefónica.

El ADSL también aumentó en septiembre, sumando 29.454 nuevas líneas, mientras que el cable aumentó su parque en 9.621 líneas. Los operadores alternativos (principalmente comercializadores de ADSL) lideraron las ganancias del mes y captaron 46.400 nuevas líneas, lo que les deja con una cuota de mercado del 32,84% frente al 48,19% de Telefónica, que en los últimos 12 meses ha perdido casi 2 puntos de cuota.

El parque total de la banda ancha se situó en 11.344.396 líneas, lo que supone una penetración de 24,6 líneas por cada 100 habitantes.

Respecto a la telefonía fija se perdieron 23.905 líneas, principalmente a la caída de Telefónica (-68.000 líneas) que el resto de operadores no lograron compensar. La portabilidad fija, asociada en gran parte a los cambios de operador hacia paquetes de voz y banda ancha, fue de 138.873 líneas, un 5,2% menos que en septiembre del año pasado.

La telefonía fija se situó en 19.054.821 líneas, lo que supone una penetración de 41,2 líneas por cada 100 habitantes.

from Portada de Tecnología | EL PAÍS http://elpais.com/tecnologia/2012/11/08/actualidad/1352360567_069892.html

Anuncios