La moda de llevar el móvil personal al trabajo llega a los estamentos más inesperados, como el Pentágono. El Departamento de Defensa de Estados Unidos confiaba su seguridad a los aparatos fabricados por la canadiense RIM, los teléfonos Blackberry.

Sin embargo, en declaración al Washington Post, confirman que están creando un sistema de seguridad que permite también utilizar tanto teléfonos como tabletas con Android, el sistema operativo de Google, a partir de la versión 2.2. Es probable que no sean los aparatos oficiales de sus trabajadores, pero sí que permitarán el uso de un cacharro personal sin tener que infringir las medidas de seguridad de la organización.

from Portada de Tecnología | EL PAÍS http://elpais.com/tecnologia/2012/10/31/actualidad/1351709839_169482.html

Anuncios