Times Square, el cruce de caminos en el corazón de Manhattan, donde confluyen Broadway y la Séptima Avenida, a la altura de la calle 42. Ahí es donde Microsoft ha puesto su tienda sorpresa, junto a los teatros, restaurantes, comercios y hoteles.

Puede que la tienda de Apple en la Quinta Avenida, esquina con Central Park sea uno de los lugares más concurridos de la Gran Manzana, pero esta ubicación del gigante de Redmond desde luego que lo tiene fácil para atraer curiosos. Mejor localización, imposible. Ahora bien, justo es reconocer que la estética recuerda, peligrosamente, a la de los productos con manzanita.

Y sí, parecían sacados de un anuncio de Benetton, con un medido equilibrio interracial al otro lado del mostrador, cánticos y palmas -como si estuvieran de campamento junto a la hoguera- nada más abrir las puertas por primera vez. En el cuello de los operarios colgaba una identificación con el logo de Microsoft, cayendo sobre el pecho, sobre fondo blanco. En efecto, recordaba mucho, muchísimo a la que presentan los tenderos de Apple.

Las colas, cómo no, también recordaban a las de los lanzamientos de Apple. Incluso resultó todavía más sonada. Hubo corte de circulación en la calle y de cinta para inaugurar el comercio poco antes de las diez de la noche. ¿Era tanta la expectación? Los días antes ya se iba caldeando el ambiente en la zona. Los curiosos pudieron durante todo el día probar varios ordenadores y tabletas en mesas que se exponían en la calle, frente a la tienda. Justo es matizar que los que hicieron cola recibieron un descuento de 100 dólares en caso de comprar Surface.

Esta no es la única tienda que abre Microsoft. Este viernes serán 30 entre Estados Unidos y Canadá. A medida que se acerquen las fechas navideñas llegarán a 60, pero serán “de temporada”. Este tipo de tiendas ‘exprés’, pop-up, como si se montasen a sí mismas, usando la misma expresión que cuando estallan los granos de maíz y pasan a ser palomitas, ya las popularizó Samsung durante la campaña de promoción del teléfono Samsung Galaxy S III. En algún caso, como en Australia, montó su comercio de guerrilla enfrente de la de Apple. Las 30 primeras pretenden seguir en el tiempo. Las segundas, desplegar y dar a conocer Surface en el momento más apetitoso del año.

Y sí, aparte de trabajadores y, solo por esta noche, directivos de MIcrosoft, en la tienda hay tabletas, ordenadores, teclados… pero sobre todo Surface y sus complementos. La versión de 32 gigas comienza en 499 dólares, igual que el más barato de los iPad. Muy por encima de los Android de gama media. Microsoft quiere conquistar el mundo profesional con una fórmula clara: programas, facilidad de uso y robustez.

from Portada de Tecnología | EL PAÍS http://elpais.com/tecnologia/2012/10/26/actualidad/1351238401_153934.html

Anuncios