iPad contra todos. Y todos a por la tableta. Esta es una semana caliente en el universo tecnológico. Apple ha presentado hoy martes el iPad Mini, de 7,9 pulgadas, y el jueves verá la luz Surface (Microsoft). Kindle Fire HD (Amazon) ya está a la venta en España y el próximo lunes Google da una vuelta de tuerca a su plataforma Android con, probablemente, tableta incluida. Tanta presentación tiene su por qué: aprovechar el tirón de ventas del último trimestre del año, cuando se acerca Navidad.

iPad Mini, de aluminio, es la quinta versión de la tableta de Apple en dos años y medio. Todos los programas que funcionan con iPad lo harán con Mini, que también lleva el nuevo enchufe Ligtning. Lleva un chip A5, como el del Iphone 4S, cámara de 5 megapíxeles, wifi ( a, b, g y n) y una pantalla de 1024 x 768 pixeles, la misma resolución del iPad 2. Su peso, 308 gramos y solo 7,2 milímetros de grosor. El precio, 329 euros, IVA incluido, para el modelo de 16 GB, 429 euros (32 GB) y 529 euros (64 GB).

El jueves de la semana que viene ya se puede reservar a través de la web y se pone a la venta el 2 de noviembre. Dos semanas después llegarán las versiones con wifi y 4G ( recuerden que en España no están desplegadas aún las redes de telefonía móvil de cuarta generación), cuyos precios son, con IVA: 459 euros (16 GB), 559 euros (32 GB) y 659 euros (64 GB).

iPad inauguró la categoría de tabletas. Su éxito, junto al de iPhone, ha convertido a Apple en la mayor empresa por capitalización bursátil. Este año se venderán 119 millones de tabletas y 350 millones de ordenadores. Desde su lanzamiento en marzo de 2010, Apple ha comercializado100 millones de unidades. Cierto es que todavía se venden más ordenadores, pero mientras la venta de pecés (sobremesa y portátiles), se reducirá un 1,2% este año, los peores resultados de la última década, la de tabletas va como un cohete. Sobretodo para Apple, que incluso ha conseguido vender un 15% más que la industria de los pecés este año. iPad acapara el 91% del tráfico web de todas las tabletas, aunque su cuota de mercado sea menor. Ayer, la compañía aprovechó para actualizar también a su hermano mayor, la versión de 9,7 pulgadas, al dotarle de enchufe Lightining, entre otras funcionalidades. De ahí que Mini sea la quinta generación.

La empresa que dirige Tim Cook domina este mercado a nivel mundial (62% según IDC; 67% según Strategy Analytics) con su iPad de 9,7 pulgadas. Nadie le hace sombra en este nicho. Pero el enemigo acecha por tierra, mar y aire con modelos basados en Android de 7 pulgadas, sean fabricados por Asus (Nexus 7, 249 euros) o por Samsung (Galaxy Tab 2, 225 euros). Sin olvidar las Kindle Fire de Amazon, a 199 euros la versión HD y a 159 euros su hermana menor, que también llevan una versión del sistema operativo móvil de Google en sus tripas.

Google, por ejemplo, asegura que vendió en el último trimestre un millón de Nexus y que de los 1,3 millones de activaciones diarias de Android, 70.000 corresponden a tabletas. Amazon, por su lado, vendió cinco millones de Fire el año pasado. No parece todavía un mercado demasiado grande, pero suficiente para no despreciarlo. Más aun si el tamaño importa, como sostiene Strategy Analytics.

A los estadounidenses, británicos y chinos ya les va bien la pantalla de 10 pulgadas. En cambio alemanes y japoneses prefieren una más pequeña. En cualquier caso a un 20% de los consultados les gustaría adquirir una de 7 pulgadas en su próxima compra. Sus ventajas, más fácil de llevar y menor precio. Apple no la ofrecía hasta ayer, que la presentó a un precio de 329 euros para su versión más sencilla.

 La clave de las tabletas, en cualquier, son las aplicaciones. Las 270.000 disponible para iPad servirán en mini. No es una tontería; le da de nuevo una ventaja competitiva a Apple, porque la mayoría compra tabletas por sus contenidos y no tanto por sus especificaciones técnicas, según Comscore. Y en este campo, simplemente, no hay color. La oferta en Android para tabletas es muy limitada frente a la calidad y cantidad de Apple. Solo Amazon puede plantar cara en este terreno al líder gracias su propia cartera de contenidos. “Otros han intentado una tableta más pequeña”, dijo el vicepresidente mundial Phil Schiller, “pero han fallado”, en referencia a Nexus de Google.

 Ayer se vio claro que Apple apuesta por dos nuevos universos con iPad mini: el mundo empresarial y el educativo. En 2014 habrá más iPads en las empresas que teléfonos Blackberry (RIM). El fabricante SAP, por ejemplo, gestiona 18.000 iPad en su compañía y y Gartner calcula que ese año el 20% de los comerciales usaran tabletas como principal herramienta de trabajo fuera de la oficina. Y en 2018, el 70%.

La tableta, además, está sustituyendo al portátil en el colegios de Estados unidos. Tim Cook aseguró ayer que 2.500 aulas funcionan con iPad. La compañía lleva tiempo apoyando a la comunidad educativa con iniciativas como iTunes U y herramientas creativas como iBooks Author, que desde ayer admite actualizaciones de los libros creados, como si fuera una aplicación, añadir formulas matemáticas… De ahí que con la nueva tableta, Mini, Apple no solo se asegure un buen trozo del pastel en el nicho de tabletas de siete pulgadas. El gancho, su precio. Concluyó Cook: 2012 ha sido un año increíble. Solo estamos a principio y no nos queremos quedar quietos”.

 

 

from Portada de Tecnología | EL PAÍS http://elpais.com/tecnologia/2012/10/23/actualidad/1350985432_233934.html

Anuncios