El 2×1: por el precio de un iPhone 5 llévese móvil y tableta. Esta es la apuesta del fabricante taiwanés Asus, que acaba de anunciar la segunda generacion de su Padfone en Milán (Italia). Un dos en uno que aspira a suministrar la “felicidad 2.0” al consumidor, en palabras del presidente de la compañía, Jonney Shih, en su presentación, a la que fue invitado EL PAÍS.

Hace 10 años esta empresa era conocida por los componentes móviles y las placas base de ordenador. Su popularidad y ventas al consumidor final  estallaron cuando lanzaron los netbooks eeePad, pequeños portátiles de bajo coste inspirados en la iniciativa One Laptop per child (un portátil para cada niño) de Nicholas Negroponte. Después llegaron las tabletas, los móviles… y en febrero, en el Congreso Mundial del Móvil, presentaron la unión entre ambos aparatos.

Menos de dos meses después de su desembarco en las tiendas españolas, Asus presenta la próxima generación de este aparato que funciona con el sistema operativo Android, que se comercializará en diciembre en dos modelos de 64GB (899 euros) y 32 GB (799 euros).

Disponible en blanco y negro el nuevo híbrido es más delgado y ligero que su predecesor. El teléfono pesa 135 gramos (129 gramos la versión anterior), aunque aumenta el tamaño de la pantalla de las 4,3 a las 4.7 pulgadas. La tableta (o estación Pad) viene con la misma pantalla de 10.1 pulgadas, pero es algo más ligera (514 gramos). Cuando ambos aparatos están conectados, lleva encima 649 gramos de peso “menos que el iPad”, ha dicho Shih.

La tableta es, al estilo de los viejos PC tontos, un aparato inútil sin el móvil, porque carece de procesador. Eso sí, la pantalla es de alta definición y lleva una cámara delantera de 1 megapíxel para realizar videollamadas cuando el teléfono esta acoplado a la tableta.

Cuando ambos aparatos están juntos, la batería del conjunto se triplica. Es decir, dura más de dos días sin enchufarse a la corriente eléctrica. El móvil, además, se puede cargar a través de la estación base. De la misma forma, cuando disfruta de un contenido en el terminal, si lo conecta a la tableta se ve automáticamente ese vídeo o imagen, porque ambos aparatos está en conexión continua.

El móvil, de bordes redondeados de “inspiración zen” y con “carcasa trasera en círculos concéntricos” para facilitar su agarre y evitar las caídas, incorpora un procesador de cuatro núcleos, Quadcore cortex class A15, que suministra entre el 30% y el 50% más de rendimiento, según la compañía. Además, memoria flash de 64GB, Dram de 2GB.

A nivel de conectividad, Padfone está a la altura de sus principales competidores “iPhone 5 y Samsung Galaxy SIII” con bluetooth 4.0, wifi a, b, g y n y la cuarta generación de telefonia movil (LTE), aunque en España no sirve de nada, porque las redes aun no están desplegadas. Un aparato que también apuesta por la tecnología sin contacto NFC para facilitar los pagos a través del móvil.

En el apartado de software, Padfone trae un sistema de reconocimiento de escritura manual, traductor automático (incluso de palabras en dos idiomas a la vez) y ofreçe 50GB de almacenamiento web, en la nube, gratuito durante dos años. Todo, recuerde, por casi el mismo precio que iPhone 5. El dos por uno, una oferta con la que Asus aspira a darle “la felicidad 2.0”.

from Portada de Tecnología | EL PAÍS http://elpais.com/tecnologia/2012/10/16/actualidad/1350390287_648604.html

Anuncios