El comercio electrónico es uno de los pocos sectores de la economía española que crece trimestralmente. Y que genera empleo. “Las empresas de Internet han aumentado plantilla un 39%. Los datos no dan lugar a dudas, es un sector que está creando empleo y mucho”, ha asegurado Elena Gómez del Pozuelo, presidenta de la asociación Adigital, que integra a más de 500 empresas, en su charla con los lectores de El País.

El sector está en plena expansión y genera unos 11.000 millones de facturación al año, pero “tiene que desarrollarse mucho más hasta su maduración”.  De entrada, porque en España el 65% de la población es internauta, mientras en el Reino Unido, por ejemplo, llega al 80%. “¡Imagina lo que queda por recorrer!”, asegura Gómez. Entre las asignaturas pendientes, la logística.

Oportunidades en el comercio electrónico hay muchas.  Tanto en servicios para el consumidor como a las empresas, el llamado B2B, que requieren de financiación, logística, asesoramiento y marketing digital.  En su opinión, el futuro de las pymes está en la especialización. “Ser el mejor en tu nicho y dar un gran servicio al cliente. Hay que buscar especialidades que no puedan hacer los grandes monstruos. Si vendes bits, busca algo que no pueda hacer (o no le interese)a  Google y si vendes átomos, algo que no pueda hacer Amazon”. 

Su recomendación para los que ya tiene una tienda en Internet: “Es imprescindible crear vídeos con contenido vuestro, porque influye cada vez más en las decisiones de compra online.” Y a los que todavía no se han atrevido a montar su negocio en la Red le recuerda que la principal ventaja es la globalidad. “En el mundo hay 2.500 millones de internautas. Desde un pequeño pueblo de Teruel puedes vender a todo el mundo. Esa es la principal ventaja. La economía digital es la tecnología que nos acerca a nuestros clientes y que nos permite tener millones de clientes y atenderles como si fueran únicos”.

En su opinión, el comercio en Internet no canibaliza al tradicional, lo complementa. “Si eres un comercio tradicional, tienes muy buenos medios y partes con ventaja para hacer un buen comercio online. Ya tienes una marca y la confianza de los clientes, que es lo que más le cuesta conseguir a una empresa online.

A través del  ecommerce, dice Gómez, los españoles compramos más fuera (alrededor del 55%) que dentro (45%). “El problema es que solo hasta hace dos o tres años, en España no había mucha oferta. Lo importante en Internet es tener un buen producto, un buen servicio y a un buen precio. Posicionando muy bien nuestra empresa en mercados exteriores gracias a los buscadores, podemos vender mucho fuera. Eso sí, nuestras páginas webs tienen que estar en distintos idiomas, y tenemos que tener gente que sepa atender en esos idiomas o por lo menos con inglés muy bueno”.

Respecto al fraude en Internet, Gómez asegura que son mínimos, menos que en los comercios de la calle. Inlcuso el fraude en tarjetas de crédito online es inferior al offline.  “Lo que pasa que es que, en efecto, hay desconfianza. Por eso la asociación que preside, Adigital, junto con autocontrol “creamos el sellos de confianza online, que te asegura que el comercio cumple con toda la normativa. Y si hay cualquier problema con ese comercio que tiene el sello, desde confianza online atendemos al consumidor y hacemos de árbitro con la empresa”.

Respecto al futuro, su apuesta es el móvil. “Hoy ya se vende el 8% a través de aparatos móviles. Pero se calcula que en el 2015, habrá casi 7.000 millones de personas con móviles y conexión a la Red. Es una de las grandes tendencias del ecommerce. El futuro es el SOLOMOCO, el comercio local y social en el móvil”. 

 

 

 

from Portada de Tecnología | EL PAÍS http://elpais.com/tecnologia/2012/10/11/actualidad/1349955633_494814.html

Anuncios