Las empresas chinas de telecomunicaciones Huawei y ZTE son una amenaza para la seguridad estadounidense. Esa es la conclusión de la comisión de Inteligencia del Congreso de los Estados Unidos tras un año de investigaciones.

Según dicha comisión, es imposible garantizar que los dos grupos sean independientes del gobierno chino y, por tanto, que pueden ser utilizados para menoscabar la seguridad de EE.UU. “Sobre la base de la información clasificada y no clasificada, Huawei y ZTE no puede garantizar su independencia de la influencia de un estado extranjero, por lo que plantea una amenaza a la seguridad de Estados Unidos“, dice el informe.

La comisión cree que el Gobierno chino podría utilizar a esos dos grupos para el rápido crecimiento de espionaje económico o militar, o para los ciberataques. Huawei ha contestado que el 70% de su negocio está en China, que trabaja en 150 países y que en ninguno ha tenido problemas.

De acuerdo con la comisión estadounidense de investigación, los dos grupos no dar respuestas satisfactorias a las preguntas parlamentarias sobre sus relaciones con el gobierno chino. “China tiene los medios, la oportunidad y la motivación para utilizar las compañías de telecomunicaciones con fines maliciosos”, según el informe que se publicará hoy lunes.

En conclusión, la comisión dice que los EE.UU. “deben bloquear adquisiciones y fusiones que afecten a Huawei y ZTE ante la amenaza que suponen para los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos. Los sistemas del gobierno de los EE.UU.”, concluye la comisión, “especialmente en zonas sensibles, no deben incluir equipos o componentes de Huawei y ZTE”.

 

from Portada de Tecnología | EL PAÍS http://elpais.com/tecnologia/2012/10/08/actualidad/1349683984_930377.html

Anuncios