El fabricante de teléfonos móviles Nokia está tratando de vender su sede central en Espoo (Finlandia), como parte de su plan para deshacerse de activos no estratégicos, según ha informado Reuters.

“Estamos evaluando diferentes opciones para partes no esenciales, tales como propiedades inmobiliarias, y eso incluye la sede central”, ha confirmado a Reuters su portavoz, Maija Taimi.

El edificio de acero y cristal cerca el mar Báltico está valorado en entre 200 y 300 millones de euros, según una información del periódico finlandés Iltasanomat.

Nokia, que ha estado tratando de mejorar sus finanzas con grandes recortes de puestos de trabajo y otras medidas, ha dicho a los inversores en julio que también estaba pensando vender sus propiedades. En pasados meses se supo que Stephen Elop, consejero delegado de la compañía, había decidido cerrar la última fábrica del país en donde se fabricaban sus móviles. A partir de ahora la marca finlandesa fabricará todo en Asia.

Pese al lanzamiento de los nuevos móviles Lumia, con sistema operativo Windows, Nokia no ha conseguido ganar cuota de mercado entre los smartphones mientras que ha perdido en el de los móviles básico y baratos por la fuerte competencia en este segmento de marcas de ZTE, Huawei y otros fabricantes chinos.

from Portada de Tecnología | EL PAÍS http://elpais.com/tecnologia/2012/10/03/actualidad/1349270988_543890.html

Anuncios