El Gobierno francés ha reaccionado hoy con mano de hierro al supuesto fallo de seguridad de Facebook. La ministra delegada para la Economía Digital, Fleur Pellerin, ha animado a los usuarios de la red social Facebook que se sientan afectados por la publicación de antiguos mensajes confidenciales en la parte pública de sus cuentas a demandar a la red social. Aunque la dirección de Facebook niega que se trate de un agujero en la seguridad, Pellerin ha afirmado que los usuarios que tengan dudas pueden “cancelar sus cuentas por precaución”, y que los que se sientan “perjudicados” pueden “presentar una denuncia”.

El ministro para la Recuperación Industrial, Arnaud Montebourg, y la propia Pellerin han acusado a Facebook de “falta de transparencia” en una nota oficial y han pedido a la dirección de la filial francesa de la compañía californiana que dé explicaciones hoy mismo ante la Comisión Nacional de Infrmática y Libertades (CNIL). Esta ha informado a través de una nota de que recibiría durante la jornada del martes a los responsables de la red social en Francia.

Los ministros socialistas emitieron un comunicado el lunes por la noche en el que afirmaban haber tenido varias conversaciones con la dirección de Facebook Francia sobre “un posible fallo técnico detectado después de mediodía”, y en el que exigían “explicaciones claras y transparentes”. Montebourg y Pellerin quieren conocer “la naturaleza exacta del problema: si se trata de un cambio imprevisto en la presentación de los datos que ha desconcertado a los clientes, o se ha cometido una quiebra de la confidencialidad al publicar mensajes privados”.

La noticia de la posible fuga de privacidad fue adelantada por el rotativo gratuito Metro, que afirmaba que los mensajes privados de los años 2007, 2008 y 2009 se habían colgado por error en los perfiles públicos de algunos usuarios y eran visibles por terceros. Cuando la información se extendió como la pólvora por Twitter con testimonios procedentes de Francia y otros países, un portavoz de Facebook Francia negó “todo fallo de seguridad en los datos privados”, y explicó que “una minoría de usuarios se había inquietado al ver mensajes que creían privados sobre su diario de actividad”, para añadir que los ingenieros de FB habían confirmado que “los mensajes en cuestión son antiguas publicaciones que ya estaban visibles en los muros”.

Entrevistada en la televisión I-Tele, la ministra Pellerin ha dicho que las explicaciones de Facebook “no son muy convincentes”, y ha añadido: “Hoy la dirección no ha sido capaz de dar la menor explicación sobre lo que sucedió ayer. Reina la incertidumbre más absoluta”.

from Portada de Tecnología | EL PAÍS http://elpais.com/sociedad/2012/09/25/actualidad/1348583460_612252.html

Anuncios