Que el smartphone avise del restaurante que ofrece menú y bebida a nueve euros en un radio de 700 metros del lugar donde nos encontramos: es la aplicación que ha desarrollado Zeerca, cofundada y codirigida por Belarmino e Ignacio García (padre e hijo, respectivamente).

“Creemos que podemos ser especialmente útiles a negocios de restauración, bares de copas, tiendas de moda y centros de estética”, explica Belarmino. “Lo que nosotros ofrecemos al consumidor son propuestas de consumo en su entorno más próximo y que, en ese momento, realizan promociones o descuentos especiales. Y lo hacemos mediante la geolocalización. Así, en cada zona, cada categoría ofrece cuatro o cinco comercios; elevar ese número dificultaría la toma de decisiones. Semanalmente, los comercios van rotando para poder dar al consumidor una oferta lo más variada posible”.

A la hora de potenciar la relación entre comercio y cliente, Belarmino apunta: “Pensamos en ciudades de más de 1,5 millones de habitantes, con una densidad suficiente tanto de potenciales clientes como de comercios capaces de generar propuestas. Nuestra intención es intentar cambiar las reglas del juego en las relaciones entre comercios y clientes, al fusionar el negocio minorista con nuevas formas de generar demanda a través de la movilidad”.

Zeerca nació en octubre de 2010. Después de que Ignacio, a la vuelta de un viaje por Estados Unidos, hablase con su padre de su descubrimiento. “Durante aquel viaje me di cuenta de que el móvil, como producto, había cogido vida propia a la hora de consumir. También en España se estaban haciendo algunas experiencias en ese sentido. Sin embargo, los comercios eran meros dispensadores de servicios y productos. Además, al recibir el pago en 30 o 60 días, tenían que asumir un alto coste. Nosotros queremos que el comercio gane dinero y que tenga identidad propia, más allá del producto o de la oferta”. Belarmino añade: “Pretendemos que usuario y comercio se socialicen. Que, además de llevar más clientes y aumentar la repetición de visitas, se establezcan vínculos entre ellos”.

En Zeerca analizaron los nuevos hábitos de consumo que habían provocado la aparición de los teléfonos inteligentes. “El 36% de las personas que buscan información de consumo en su móvil toman la decisión de comprar de forma inmediata. Llegamos a la conclusión de que, aunque los hombres utilizan más las aplicaciones de su móvil, son las mujeres quienes más decisiones de compra asumen con estas aplicaciones”.

Para conseguir sus propósitos, Zeerca debía de contar con la tecnología necesaria. Y, según Belarmino, “lo esencial era ofrecer una tecnología de fácil uso, con diferentes categorías de comercio para elegir. Así como facilitar que las diferentes promociones de los comercios estuvieran disponibles, en cada momento, para el cliente de Zeerca”. Para hacer posible todo este desarrollo tecnológico, la compañía firmó diversos acuerdos con empresas referentes nacional e internacionalmente. Ignacio apunta a este respecto: “Hemos combinado las mejoras realizadas por nosotros mismos con la mejor tecnología existente en el mercado”.

La compañía firmó un acuerdo con el MIT (Massachusetts Institute of Technology) para el desarrollo de todo lo que tuviera que ver con el entendimiento de los comportamientos personales, además de sellar acuerdos similares en España con la Universidad de Comillas y con ICADE-ICAÍ para el desarrollo empresarial y jurídico de la compañía.

Zeerca cuenta con 70.000 personas que se han descargado la aplicación y con medio millar de comercios repartidos por Madrid que generan campañas de promoción a través de su plataforma. Ahora la empresa pretende dar el salto a Barcelona.

from Portada de Tecnología | EL PAÍS http://elpais.com/tecnologia/2012/09/24/actualidad/1348478179_902289.html

Anuncios